El Versículo de Hoy : 26 Mayo    

Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvado por Él.

Juan 3:17

Comentario: ¿Cómo ven a Dios ustedes? ¿Es alguien que está buscando alguna manera de condenarlos? ¿Es Él un hombre viejo fuera de alcance que realmente no conoce cómo es nuestro mundo moderno? ¿Él es demasiado santo para ensuciarse con las preocupaciones de mortales y ha dejado que trabajemos por nosotros mismos? NO. ¡NO! Dios escogió entrar en nuestro mundo y experimentarlo del lado de la mortalidad. Dios escogió entrar en nuestro mundo, no para condenarnos, o al mundo, sino para redimirlo y a cada uno de nosotros. Jesús es el gran recordatorio que Dios anhela salvarnos, no nos condena. ¡Gracias a Dios por Dios! Gracias a Dios por Jesús que era y es el Dios que está con nosotros.

Oración: Dios santo y Celestial, Gracias porque vives con aquéllos de nosotros que estamos arrepentidos. Tú sabes que nosotros sólo somos mortales, pero tú nos ama. Tú sabe que nosotros fallamos, pero tú nos redimes, sabes que no somos perfectos, pero enviaste a Jesús como sacrificio perfecto para salvarnos. Gracias. A través de mi Salvador yo ofrezco mi más sincera gratitud y alabanza. Amén.

 

 
 
 
 

Copyright © 2005, Heartlight.